Las propuestas de Civio se cuelan en los principales programas electorales

Teníamos 11 propuestas muy concretas para mejorar la transparencia y la rendición de cuentas en este país y todas ellas han saltado a los programas electorales de los principales partidos en las últimas elecciones generales. Si esos programas se cumplen, en la próxima legislatura, en el Congreso, se hablará de ejecución presupuestaria detallada, registros de lobby y publicación de agendas, huella legislativa, transparencia en la compra de medicamentos y reforma de la Ley de Indultos, entre otros temas. De hecho, esas cinco medidas has sido las que mejor han recibido los partidos analizados en nuestro estudio: PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos, UPyD e IU.

Esto NO es un ránking. Nuestro objetivo es saber quiénes comparten nuestras preocupaciones y propuestas para mejorar las áreas de trabajo de nuestros proyectos, aquellos ámbitos que conocemos bien -y nunca otros-. Y, sobre todo, seguir reuniéndonos, insistiendo y vigilando para que nuestro decálogo de 11 propuestas -sí, 11, lo dice la RAE- acabe convertido en norma.

Por eso hemos ejercido de grupo de presión y nos hemos reunido con representantes de estos seis partidos, de forma abierta y pública, para trasladarles nuestras propuestas, argumentar todo lo necesario y explicarles la aplicación concreta y factible de todas estas medidas.

Reuniones partidos De izquierda a derecha y de arriba a abajo, miembros del equipo de Civio con representantes de PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos, UPyD e IU.

Y ahora toca analizar qué frutos han dado esas reuniones. Nos hemos encontrado con dos trabas principales: la primera era que el programa de Ciudadanos es un papel escaneado, una simple imagen, en la que es imposible buscar por palabras, por ejemplo, y no un documento de texto. Es el mayor ejemplo de lo que NO es publicar en formatos reutilizables.

El segundo problema lo hemos encontrado analizando el impacto en Podemos: aunque muchas de nuestras propuestas sí están incluidas en un documento de compromisos que el partido nos envió y publicó tras nuestra reunión con ellos, no están en el programa electoral. Confiamos en que ese documento de compromisos tenga la misma fuerza que las promesas del programa, pero para realizar nuestro análisis hemos decidido fijarnos, sobre todo, en el programa, puesto que es el contrato del partido con toda la ciudadanía.

En algunos casos, el texto de los programas incluye nuestras propuestas letra a letra. Eso sí, existen muchas diferencias de aceptación entre los diferentes partidos y, por supuesto, en la apuesta que las formaciones han hecho por la transparencia durante esta campaña electoral. Todas ellas están analizadas, punto a punto, a continuación.

NOTA: Hemos analizado los programas de los partidos de ámbito estatal con representación parlamentaria y aquellos dos -Ciudadanos y Podemos- que, por su importancia en las encuestas, parece que tendrán un peso importante en las futuras Cortes Generales. Nos faltan muchos -sobre todo los partidos nacionalistas y regionales- y nos encantaría llegar a más, así que si formas parte de algún partido o quieres ayudarnos a completar la información, escríbenos a contacto [arroba] civio.es.

AGRADECIMIENTOS: Este éxito no es solo del equipo de Civio, sino de todos los que habéis apoyado estas medidas y sobre todo de dos personas que han colaborado, de forma desinteresada, con nosotros: Álvaro Serrano ha analizado los seis programas electorales para encontrar todas las referencias a nuestras propuestas y Reyes Montiel nos ha acompañado en nuestras reuniones con los partidos políticos. ¡Millones de gracias!

Publicación de la ejecución presupuestaria al mismo nivel de desglose que los PGE

Aunque ningún partido promete comisiones trimestrales para rendir cuentas sobre los desvíos del presupuesto, todos excepto IU -que no habla de este tema en su programa- prometen trabajar para que la ejecución presupuestaria tenga más detalle, tanto como el de los presupuestos, y que se publique en formatos reutilizables. Eso sí, la apuesta por estas medidas de Podemos, Ciudadanos y UPyD es clara, mientras que PSOE solo habla de formatos reutilizables y se olvida del nivel de detalle. El PP, una vez más, no alcanza el mismo escalón de concreción que nuestras propuestas: habla solo de “mayor grado de detalle”, sin especificar. Eso sí, se suma a la reutilización.

Publicación del reparto por cabeceras de la publicidad institucional

PSOE, Ciudadanos y UPyD incluyen entre sus promesas la publicación del reparto de la publicidad institucional de una u otra forma. En concreto, UPyD habla de hacer públicos “los adjudicatarios de los contratos” pero, dado que la mayoría de veces se adjudica a una central de medios, esa propuesta no nos permitiría saber qué cabeceras publican finalmente los anuncios. Así, no podemos decir que se suma 100% a nuestra propuesta. Algo similar ocurre con Ciudadanos, que apuesta por “hacer públicos y transparentes los criterios para contratar la publicidad institucional”. Con esa frase en la mano, podríamos decir que los pliegos de los contratos actuales ya cumplen la premisa. Y nos quedaríamos igual. El PSOE sí asume la propuesta del todo, y exige la publicación del reparto por medios y las razones. Además, va un paso por delante: quiere exigir a los medios que tengan que publicar cuánto reciben de cada administración y qué porcentaje supone sobre sus cuentas.

El problema del resto de partidos es que, en la mayoría de los casos, en lugar de apostar de forma clara por la publicación del reparto por cabeceras y sus razones, han evitado concretar y utilizan expresiones mucho más vagas. Por ejemplo: IU propone que se regule la publicidad institucional, sin más, cuando ya está regulada por ley. Si la propuesta es una reforma, deberíamos saber a qué se refiere para poder valorarlo. PP y Podemos no hablan de este asunto en sus programas electorales.

Publicación de la huella legislativa completa

IU, y Ciudadanos no incluyen ningún punto sobre huella legislativa en sus programas. Podemos es el único partido que se suma a esta propuesta de forma clara. PSOE, PP y UPyD nombran el tema pero son muy poco concretos sobre cómo se va a ejecutar la publicación de la información vinculada a la aprobación de leyes y decretos. En particular, el PSOE apuesta por “facilitar la comprensión” de las decisiones tomadas, incluyendo por ejemplo las posiciones de los partidos ante la aprobación de una norma, pero se centra en las leyes y olvida los decretos. UPyD, por su parte, habla de “abrir el acceso a los documentos relativos a los procesos legislativos”, pero tampoco concreta cómo y dónde se publicaría esa información. El PP promete mejoras en este ámbito, pero sigue sin concretar.

Creación de un organismo de control de la contratación pública

El único partido que apuesta de forma clara en su programa por la creación de un organismo de control de la contratación pública dentro de la CNMC, como pedimos, es Ciudadanos. UPyD habla de una “autoridad independiente” que vigile, en general, el trabajo de las administraciones públicas, sin tratar el tema de la contratación de forma específica. El PSOE tampoco incluye esta figura, aunque habla de sancionar prácticas ilegales como los fraccionamientos de los contratos, algo que ya es ilegal según la LCSP. Lo que no aclara es quién va a vigilar e imponer esas sanciones, que es lo que pedimos desde Civio. Eso sí, los socialistas han incluido medidas vinculadas a nuestra propuesta de involucrar a los ciudadanos en las mesas de adjudicación para promover mayor control sobre las decisiones que tomen: su propuesta pasa por emitir en streaming las mesas de adjudicación de contratos de más de 300.000 euros.

En esa línea, Podemos promete mas información sobre contratación pública en su programa, pero no la creación de una oficina de vigilancia de forma específica, algo que sí han incluído en su carta de compromiso con Civio. IU no trata este tema y el PP juega a la ambigüedad: “Impulsaremos la reforma de la Ley de Contratos del Sector Público para incrementar los controles y cerrar cualquier espacio a posibles irregularidades u opacidades”. No sabemos exactamente qué significa esa afirmación. La LCSP ahora vigente incluye una larga lista de irregularidades pero el problema, desde nuestro punto de vista, es que no hay ningún organismo capacitado para vigilar que se cumpla la ley y sancionar si no es así.

Publicación de las motivaciones y denegaciones de indultos de forma argumentada

Los seis partidos analizados han incluido, aunque sea en parte o, como pasa en el caso de Podemos, en otro documento y no en el programa, nuestra propuesta para acabar con la arbitrariedad y el uso masivo del indulto en España. Mientras Ciudadanos incluye los dos puntos de nuestra propuesta -informar sobre las razones de concesiones y denegaciones y reformar la ley para que el informe del tribunal sea vinculante- el resto menos el PP -Podemos (aunque no en su programa), PSOE, UPyD e IU- han aceptado de forma completa una parte, aquella que obliga a motivar las concesiones y hacerlas públicas, en línea con la sentencia del Tribunal Supremo. El Partido Popular, por su parte, es menos tajante que el resto y en lugar de pedir que se argumente cada medida de gracia, habla de “rendición periódica de cuentas en relación a los indultos otorgados”. Esa frase puede significar, simplemente, que se publique el número de solicitudes y concesiones, por ejemplo, un nivel de transparencia muy alejado de nuestras expectativas.

Sobre la otra parte de la propuesta, aquella que pretende que los informes del tribunal sentenciador sean vinculantes y, por tanto, la decisión pase del poder Ejecutivo al Judicial, tanto UPyD como el PSOE prefieren que el poder de indultar se controle vía información o aprobación en el Congreso, pero para nosotros eso no es suficiente, porque sigue dependiendo de la arena política. Aun así, es una mejora. IU, por su parte, no incluye ninguna promesa en su programa para que las medidas de gracia tengan control judicial.

En todos los programas analizados excepto en el del PP se han incluído delitos que, según cada uno de ellos, no deberían recibir nunca un indulto. Para UPyD, el PSOE, Podemos y Ciudadanos el veto va hacia los delitos de corrupción. El PSOE añade también la violencia de género. Para IU, el veto iría hacia los delitos de tortura. Como les trasladamos en todas nuestras reuniones, esta visión parcial de la medida, en la que algunos delitos son indultables y otros no, no ataja el problema: ¿y las violaciones, asesinatos? No nos parece suficiente vetar unos delitos y otros no, y creemos que no puede responder a más razones que las electoralistas. El objetivo debe ser reformar a fondo la medida de gracia y no ponerle parches.

Publicidad detallada de los acuerdos entre la administración y la farmacéuticas sobre precios

PP, PSOE e IU no tratan este asunto. UPyD sí, con la creación de una Comisión Nacional de Adquisición de Medicamentos. Lo que es relevante para nuestra propuesta es que esa nueva comisión dará publicidad a los precios. También se suma Ciudadanos, que promete transparencia en estas negociaciones. En Podemos la aplican de forma parcial, ya que prometen la aprobación de una Ley de Transparencia del Sistema Sanitario que de información sobre las decisiones tomadas y abrir vías de acuerdo y mecanismos que garanticen “precios justos”, pero no podemos saber qué incluirá esa ley con más detalle. En IU hablan de la creación de una industria farmacéutica pública, pero no nombran la transparencia en la negociación de precios con la privada hasta que eso se lleve a cabo.

Publicación de agendas de todos los altos cargos y diputados/senadores y creación de un registro del lobby

Llevamos mucho tiempo haciendo campaña y reuniéndonos con los partidos para conseguir que se regule el lobby en España y que se publiquen las agendas. Y se nota. La mayoría de los partidos asumen crear un registro de lobbies y hacer obligatoria la publicación de las agendas de trabajo de diputados, senadores y altos cargos, esto es, que esta obligación afecte al Poder Legislativo y al Ejecutivo. PSOE y UPyD asumen nuestras propuestas sin medias tintas en sus programas. Podemos lo hace en su documento de compromisos, pero no lo ha trasladado al programa. IU también habla de la obligación de publicar las agendas, pero no del registro de lobbies, y se queda a medias. El caso de PP y de Ciudadanos es justo el contrario, ambos hablan de la creación de un registro de lobbies pero no de las agendas.

Es cierto que son promesas, pero veamos cómo lo están haciendo en sus partidos. Podemos y UPyD sí publican las agendas de sus cargos, pero no Ciudadanos ni el PP o IU. El PSOE se queda a medias: publica la agenda de Pedro Sánchez pero excluyen del escrutinio público los encuentros con aquellas personas que no hayan dado su consentimiento. Esta barrera supone un grave problema para la rendición real de cuentas, ya que pueden quedar fuera de campo muchas reuniones de importante interés informativo.

Reforma de la Ley de Transparencia que decrete el derecho de acceso como un derecho fundamental y elimine las barreras actuales

Podemos -que incluye todas nuestras propuestas con respecto a la mejora de la ley de transparencia- y Ciudadanos incluyen ambos puntos para la mejora de la Ley de Transparencia de nuestra propuesta: que el derecho de acceso sea un derecho fundamental y que se eliminen las barreras para ejercerlo. IU, UPyD y Ciudadanos incluyen en sus programas que el derecho de acceso a la información sea un derecho fundamental, así como mejoras en la línea de nuestras propuestas en cuanto a la obligación de publicidad y el ejercicio del derecho de acceso, pero se quedan a medias, puesto que no incluyen eliminar la firma electrónica, por ejemplo.

El PSOE también se queda a medias y no incluye el derecho fundamental, pero sí habla de mejoras a las vagas excepciones de la ley y la imposición de sanciones, algo imprescindible para asegurar su efectivo cumplimiento, y que también incluyen Ciudadanos y Podemos. El PP solo incluye, en este punto, la mejora del actual portal de transparencia sin dar más detalles.

Publicación de las denegaciones de compatibilidad de los altos cargos y las razones del sí o el no

IU no trata este tema, y tanto PP como PSOE se quedan en términos muy vagos. Para los populares, su promesa pasa por “potenciar el papel” de la Oficina de Conflicto de Intereses y, para el PSOE, por “aplicar con rigor” la normativa existente.

Por otro lado, Podemos, Ciudadanos y UPyD sí incluyen este asunto pero solo UPyD lo hace de forma completa en su programa. Ciudadanos pide que ese proceso sea “transparente” y Podemos habla de “extender y clarificar” los procesos de control de conflicto de interés, un punto que amplía en sus compromisos con Civio; Además, Podemos da un paso extra y propone aumentar las sanciones para incumplimientos graves -que ahora se quedan en la publicación en el BOE, como hemos denunciado en repetidas ocasiones y les trasladamos en nuestra reunión-. Además, propone crear una oficina de conflictos de intereses estatal y en cada CCAA. Pero la estatal ya existe.

Publicación abierta y completa del registro mercantil

La apertura del registro mercantil entra en el programa de Podemos y en el de UPyD. Aunque Podemos promete que sea posible buscar en el BORME, reformando la web, no habla de forma clara de formatos reutilizables en este ámbito, pero en su programa deja claro que todo documento público tiene que ser publicado en formatos abiertos y reutilizables. Así, estos dos partidos se suman al 100%. El resto no tratan este tema.

Publicación desglosada de los presupuestos y gastos de prevención y extinción de incendios

Excepto UPyD, ninguno de los partidos incluyen una referencia clara a la transparencia de los presupuestos de prevención y extinción de incendios, algo que llevamos tiempo reclamando para poder evaluar a fondo, entre otras cuestiones, las consecuencias de los recortes.

Esto es solo un primer paso, pero demuestra que la sociedad civil puede incluir propuestas concretas y factibles en los programas electorales. Ahora vamos a presionar para que cada vez más partidos hagan suyas estas propuestas y, sobre todo, vamos a vigilar que las promesas se conviertan en hechos y estas medidas acaben siendo la norma.